Que visitar en jerez de la frontera

  • por
Que visitar en jerez de la frontera

Jerez de la frontera

Aunque Jerez es una ciudad pequeña, cuenta con un rico patrimonio cultural y multitud de atracciones populares. Es bastante obvio por qué el centro de la ciudad se llama «Agrupación Histórico-Artística». La ciudad ha sido gobernada desde los fenicios hasta los monarcas cristianos, que han construido algunos de los edificios más espectaculares de la ciudad.

Cosas que hacer en Jerez: Lo primero y más bonito que se encontrará es el Alcázar de jerez de la frontera, la fortaleza del siglo XI conocida por sus baños árabes, los jardines del patio con flores aromáticas y unas piscinas únicas. Desde aquí puede dirigirse a la Catedral de Jerez de la Frontera, del siglo XVIII, que es una mezcla de estilo neoclásico, gótico y barroco.

Comida jerezana: La cocina local le llenará el corazón de un deleite gastronómico y para ello tendrá que visitar el centro de la ciudad de Albores donde podrá probar diferentes combinaciones de sabores locales. Pero su experiencia culinaria no estará completa hasta que la acompañe con el vino de Jerez. Por eso, visite la bodega de Jerez del siglo XX. Después de probar la auténtica comida española aquí, puede explorar el arte español y para ello, la Colección Joaquín Rivera en Bodegas Tradición es el mejor lugar.

Jerez de garcía salinastown in mexico

Saltar al contenidoJerez de la Frontera es uno de los lugares con más encanto de Andalucía, muy a menudo pasado por alto por los turistas. Siempre he querido visitar Jerez de la Frontera, conocida por su producción de jerez, sus espectáculos de flamenco y su escuela de artes ecuestres. Hay muchas cosas maravillosas y únicas que hacer en Jerez de la Frontera, y en este artículo voy a contárselas todas.Puedo decir que Jerez es una de esas joyas ocultas de Andalucía, una ciudad española fuera de lo común en la que puede descubrir la autenticidad y la amabilidad local. El dulce olor de los naranjos en flor seguirá tus pasos mientras subes y bajas por las calles empedradas de Jerez de la Frontera, mientras los sonidos de las guitarras flamencas te guiarán hasta la bodega más cercana, para refrescarte con un vaso de tinto de verano bien frío. Jerez es romántica y no se sorprenda si le arrastra y le enamora.Pasar un día en Jerez de la Frontera seguro que no es

Cómo llegar a Jerez de la FronteraHay varias rutas que puedes tomar desde Málaga a Jerez de la Frontera, la más rápida es la autopista de peaje A7, que te llevará en menos de dos horas y media. La ruta libre es un poco más lenta pero mucho más bonita.Conducir desde Cádiz a Jerez de la Frontera sólo lleva 30 minutos, por la autopista A4.Dónde aparcar en Jerez de la Frontera

De jerez a cádiz

Sinónimo de caballos bailarines españoles, la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre está considerada como una de las «cuatro grandes» escuelas de artes ecuestres del mundo, junto con la Escuela Española de Equitación de Viena, la Escola Portuguesa de Arte Equestre de Queluz (Portugal) y el Cadre Noir de Saumur (Francia).

Descienda por emocionantes toboganes con nombres intimidantes como Kamikaze y Zero Gravity, y cuando necesite algo más relajante, hay muchas piscinas y un río lento para disfrutar. ¿Tiene hijos? No se preocupe, sus pequeños nadadores se lo pasarán en grande.

La visita a esta bodega familiar no sólo incluye una cata de ocho vinos, sino años de experiencia en el cultivo del vino en el Marco de Jerez. Recorra los viñedos y descubra cómo las uvas de la región obtienen su sabor característico.

Bodegas Tío Pepe es una bodega situada en Jerez de la Frontera, Cádiz, en la comunidad autónoma española de Andalucía. Es uno de los fabricantes de jerez más respetados de España, con una rica tradición familiar que se remonta al siglo XIX. Fue nombrada la Mejor Bodega del Mundo por el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos en 2010, mientras que su enólogo jefe desde 1980, Antonio Flores, ha sido nombrado «Mejor Enólogo de Vinos Generosos del Mundo» por el International Wine Challenge en dos ocasiones (2009, 2016).

Wikipedia

Fundada por los fenicios con el nombre de Xera, durante la Edad Media fue lugar de incursiones fronterizas al encontrarse en el límite del Reino de Granada, que estaba bajo control musulmán. Cuando los Reyes Católicos la conquistaron, ya era conocida por la excelencia de sus vinos. A la Edad Media pertenece también la creación de su propia raza de caballos, la Cartujana. Se llama así en honor a la Cartuja de Santa María de la Defensión de Jerez. Sus monjes fueron los que crearon y criaron esta variedad durante siglos hasta que, tras las ventas de tierras de la iglesia de Mendizábal, la cría de caballos pasó a los ganaderos de la región.

El pasado árabe de Jerez de la Frontera queda patente en sus murallas, el Alcázar y la Mezquita. Esta última es hoy la capilla de Santa María la Real. El origen almohade (siglo XII) del edificio se aprecia en las torres octogonales. Entre otras estancias, la Fortaleza cuenta con baños, cubiertos con bóvedas en las que se abrían claraboyas. La torre del palacio de Villavicencio, edificio barroco que forma parte del conjunto monumental, tiene una cámara oscura desde la que se puede divisar toda la ciudad.