Capital de la garrotxa

  • por
Capital de la garrotxa

castellfollit de la roca

El municipio tiene 29,12 km2 e incluye la ciudad de Olot y la localidad de Batet de la Serra (anexionada en 1971). El término está situado a 443,4 metros sobre el nivel del mar y dista aproximadamente 50 km de Girona, capital de la provincia del mismo nombre. Limita con Sant Joan les Fonts (noreste), Santa Pau (sureste), Les Preses (suroeste), Riudaura (oeste) y La Vall de Bianya (noroeste).

La zona de la Garrotxa es generalmente más húmeda que las regiones vecinas. Las precipitaciones anuales se sitúan en torno a los 1000 mm. Popularmente se dice que «si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio» (Si no plou a Olot, no plou enlloc en catalán). La mínima en Olot en enero es de unos 0 °C, y la máxima en agosto es de unos 28 °C.

La pintura, la escultura y la cerámica han sido los elementos clave en el arte de Olot, sin olvidar la tradición de los belenes (pessebres), y las mundialmente famosas esculturas de santos. También es importante la Escuela de Arte, que fue creada en 1783 y hoy en día es la escuela de artes más importante de la provincia de Girona (Escola d’Art i Superior de Disseny d’Olot). La tradición artística de la ciudad puede verse en varios museos, siendo el Museu Comarcal de la Garrotxa el más relevante.

pronunciación de garrotxa

Dirigiéndonos hacia las montañas desde la costa, pasando por Banyoles y luego por Besalú, la primera ciudad importante es la de Olot, situada en una llanura rodeada de volcanes extinguidos y sede de los recientes ganadores del premio Pritzer de Arquitectura, por lo que es un lugar que ha aparecido recientemente en la prensa internacional. Hemos pasado por allí muchas veces de camino a Vall d’En Bas, Rupit o Campodron pero, como es normal en los pueblos catalanes, es muy fácil pasar de camino a otro lugar sin ver nada del pueblo en sí. Así que para compensar, nos tomamos un día de paseo por el pueblo y sus alrededores para intentar conocerlo mejor.

Lo primero que hay que destacar es que la Garrotxa es una zona rica y fértil, por lo que es bastante verde. Estábamos de visita al final de la primavera y, al fondo, detrás de las colinas volcánicas, no dejábamos de vislumbrar la nieve de los Pirineos a lo lejos.

Aparcamos cerca del centro, pero enseguida nos llamaron la atención las colinas y la tentación de dirigirnos a lo alto para obtener una panorámica era demasiado tentadora, así que en lugar de dirigirnos directamente al centro, tomamos un sendero hacia la notable torre de la iglesia de Sant Pere Martir, que se encuentra en Montolivet en medio de una urbanización de casas con una enorme escultura de una cabeza incrustada en la torre mirando hacia el pueblo.

castellfollit de la rocamunicipio en españa

La elevada humedad de la Garrotxa contrasta con la de las comarcas vecinas. Las precipitaciones anuales superan los 1000 mm. Se dice que «Si no plou a Olot, no plou enlloc» («si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio»). Las temperaturas invernales rondan el punto de congelación; en agosto, la temperatura media es de 27,7 °C (unos 80 °F). Las inversiones térmicas son relativamente frecuentes; la Alta Garrotxa y el Puigsacalm, en particular, tienen un clima más de montaña, con una mayor presencia de la nieve.

La vegetación varía según el clima. La Alta Garrotxa y la parte oriental de la comarca tienen un clima y una vegetación típicamente mediterráneos; el resto tiene un clima submediterráneo, con tendencia a un clima atlántico en las zonas más húmedas.

El 9,4% de la población se dedica a la agricultura y la producción primaria, el 59,4% a la industria y la energía, y el 31,2% al sector servicios. La superficie agrícola ha disminuido, pero Garrotxa sigue siendo el primer productor de maíz. El sector ganadero está en plena expansión, sobre todo el porcino y el vacuno.

besalu spain

First of all, I will tell you that La Garrotxa is located just an hour and a quarter drive from Barcelona, making it an ideal place to make a getaway during a tourist trip to the Catalan capital.

Concentrated mostly in the area of Santa Pau, the last identified eruption dates back to 17,000 years ago, although the result of volcanic action was the creation of a lake, so that today has become the most fertile area of Catalonia.

In your tour of this area of the region, among the lush vegetation you can see or guess several volcanic cones, such as the Santa Margarita volcano, inside which is located an ancient Romanesque hermitage.

But perhaps the most visited corner is that of the Croscat Volcano, from which comes a lava flow of about six kilometers long on which sits another of the most outstanding corners of the region, the Jord谩 beech forest.

Besal has always been the natural access from the coast to the region of La Garrotxa and is by far the most touristic village in this area, one of the corners in the agenda of excursions for those who spend the summer on the Costa Brava.