Que es el trabajo colaborativo

  • por
Que es el trabajo colaborativo

Ventaja de la colaboraci…

Los wikis se pueden considerar enciclopedias en línea o manuales de instrucciones. Son aplicaciones que permiten a los usuarios crear, editar y reorganizar libremente el contenido mediante un navegador web.    Quizá el ejemplo más visible de esta raza sea Wikipedia, y existen variantes en empresas de todo tipo y tamaño.

La ventaja y la desventaja de las wikis es que más o menos cualquiera puede introducir cualquier cosa en el recurso, por lo que si bien son una gran manera de capturar y compartir lo que la gente sabe, también deben ser examinadas para garantizar que no se introduzca nada erróneo (intencionadamente o no). La buena noticia es que, con el tiempo, los wikis activos tienden a ser de una calidad bastante alta debido a la naturaleza de autocontrol de una base de usuarios comprometidos.

Ejemplos de entornos de colaboración

Como dice el refrán, «el trabajo en equipo hace que el sueño funcione». Esa es la esencia de la colaboración en el trabajo. Pero, ¿por qué es tan importante y cómo se puede subrayar la importancia de la colaboración en el lugar de trabajo?

La colaboración en el trabajo consiste en que las personas trabajen juntas. Puede tratarse de colaboradores individuales que trabajan juntos o con sus jefes o supervisores para alcanzar los objetivos del equipo. O puede significar que personas de varios niveles de diferentes partes de la organización trabajen juntas para lograr un resultado mayor para la empresa.

La colaboración hace uso de una serie de habilidades, recursos, experiencia y perspectivas para lograr mejores resultados y un mayor impacto. La colaboración puede despertar la creatividad y la innovación y conducir a una toma de decisiones más informada y reflexiva. Los lugares de trabajo que colaboran tienden a ser más eficaces, tienen mayor retención y suelen ser más rentables.

Para tener éxito, los individuos de una empresa u organización deben ser capaces de trabajar juntos como un equipo (ya sea en un entorno remoto o en la oficina juntos). Cuando las personas colaboran con éxito, son capaces de lograr mejores resultados y crear más impacto de lo que podrían trabajar solas.

Colaboración… producción

Aunque la «colaboración» se ha convertido en una palabra de moda en las empresas, eso no significa que sea un cliché vacío. Al contrario, la colaboración en el lugar de trabajo es lo que hace que el trabajo en equipo tenga éxito. Es así de sencillo.

La colaboración se produce cuando un grupo de personas se reúne y aporta su experiencia en beneficio de un objetivo, proyecto o misión común. Es un fotógrafo que trabaja con un diseñador para crear una imagen de portada, o un departamento de tecnología que se reúne regularmente con el equipo de marketing para alcanzar los objetivos trimestrales. En otras palabras, la colaboración es el proceso de trabajo en grupo. Pero también es una habilidad que se aprende. Lo bien que se colabore con los demás repercutirá en gran medida en el resultado del proyecto de grupo.

Independientemente de cómo colabore su organización, lo hace todo el tiempo, constantemente (incluso ahora). De hecho, la colaboración está tan arraigada en la forma de trabajar hoy en día que rara vez nos damos cuenta de que lo estamos haciendo.

Dicho esto, merece la pena dar un paso atrás para evaluar cómo colaboráis tú y tu gente. ¿Por qué? Porque las organizaciones que colaboran bien son probablemente más exitosas desde el punto de vista financiero, están más alineadas culturalmente y tienen mayores tasas de compromiso.

Colaborar con… el futuro

La ejecución de iniciativas complejas, como las adquisiciones o la revisión de las TI, requiere una amplitud de conocimientos que sólo pueden aportar los equipos grandes, diversos, virtuales y compuestos por especialistas muy formados. Lo irónico es que esas mismas características tienen una alarmante tendencia a disminuir la colaboración en un equipo. ¿Qué puede hacer una empresa?

Gratton, profesor de la London Business School, y Erickson, presidente del Concours Institute, estudiaron 55 grandes equipos e identificaron los que tenían una fuerte colaboración a pesar de su complejidad. Examinando la dinámica y el entorno de los equipos en empresas que van desde el Royal Bank of Scotland hasta Nokia y Marriott, los autores aislaron ocho factores de éxito: (1) Prácticas de relación «de autor» que crean vínculos entre el personal, de forma memorable y especialmente adaptada al negocio de la empresa. (2) Modelos de colaboración entre los ejecutivos, que ayudan a que la cooperación se transmita al personal. (3) El establecimiento de una «cultura del regalo», en la que los directivos apoyan a los empleados mediante la tutoría diaria, en lugar de una cultura transaccional de «ojo por ojo». (4) La formación en habilidades relacionales, como la comunicación y la resolución de conflictos. (5) Un sentido de comunidad, que RRHH de la empresa puede fomentar patrocinando actividades de grupo. (6) Liderazgo ambidiestro, o líderes que estén orientados tanto a la tarea como a las relaciones. (7) Un buen uso de las relaciones patrimoniales, poblando los equipos con miembros que se conocen y confían entre sí. (8) Claridad de funciones y ambigüedad de tareas, que se consigue definiendo claramente las funciones individuales pero dando a los equipos libertad de enfoque.