Lasaña de berenjena jamon y queso

  • por
Lasaña de berenjena jamon y queso

la mejor receta de berenjenas a la parmesana

Lasaña de berenjenas con jamón y queso, un pastel con verduras y un rico relleno de jamón y queso. Un plato muy completo para toda la familia. Un plato sencillo que en vez de poner la pasta ponemos la berenjena, un plato sano y una forma de introducir esta verdura. Seguro que le gusta a toda la familia.

Está muy bueno, es muy jugoso y con un rico sabor a queso. Es un plato ideal para el verano, ya no apetece tanto plato de cuchara, estas recetas van muy bien. Se puede dejar preparado el día anterior, listo para gratinar y listo.

berenjenas a la parmesana con jamón

Lasaña de berenjenas con jamón y queso, un pastel con verduras y un rico relleno de jamón y queso. Un plato muy completo para toda la familia. Un plato sencillo que en vez de poner la pasta ponemos la berenjena, un plato sano y una forma de introducir esta verdura. Seguro que le gusta a toda la familia.

Está muy bueno, es muy jugoso y con un rico sabor a queso. Es un plato ideal para el verano, ya no apetece tanto plato de cuchara, estas recetas van muy bien. Se puede dejar preparado el día anterior, listo para gratinar y listo.

berenjenas al horno con ricotta

Cortamos las berenjenas a lo largo para que nos salgan unas 6/8 rodajas por cada berenjena, y las ponemos a reposar unos 30 minutos en una fuente con sal para que suelten toda el agua. Pasado ese tiempo, secamos las rodajas y las pasamos por harina y huevo batido.

Las colocamos en una bandeja apta para el horno y colocamos las placas de lasaña en el fondo de la bandeja. Sobre ellas, una rodaja de berenjena, 2/3 rodajas de tomate, el jamón cocido y un poco de queso rallado. Colocar otra berenjena, cubrir con los espárragos, de nuevo el jamón cocido y poner una última capa con las placas de lasaña, la berenjena y el queso rallado.

recetas tradicionales de berenjenas italianas

Cortamos las berenjenas a lo largo de manera que obtengamos unas 6/8 rodajas por cada berenjena, y las ponemos a reposar durante unos 30 minutos en una fuente con sal para que suelten toda el agua. Pasado ese tiempo, secamos las rodajas y las pasamos por harina y huevo batido.

Las colocamos en una bandeja apta para el horno y colocamos las placas de lasaña en el fondo de la bandeja. Sobre ellas, una rodaja de berenjena, 2/3 rodajas de tomate, el jamón cocido y un poco de queso rallado. Colocar otra berenjena, cubrir con los espárragos, de nuevo el jamón cocido y poner una última capa con las placas de lasaña, la berenjena y el queso rallado.