Primer imagen de un agujero negro

  • por
Primer imagen de un agujero negro

primera imagen de un agujero negro científico

El agujero negro supermasivo fotografiado por el EHT se encuentra en el centro de la galaxia elíptica M87, situada a unos 55 millones de años luz de la Tierra. Esta imagen fue captada por FORS2 en el Very Large Telescope de ESO. La característica lineal corta cerca del centro de la imagen es un chorro producido por el agujero negro. Crédito: ESO

Esta increíble vista de alta resolución de la luna Dione de Saturno fue tomada durante el primer acercamiento de Cassini a la luna helada el 14 de diciembre de 2004. La vista muestra características lineales y curvas dentro de la reg…

Desde el plano de los anillos de Saturno, la nave espacial Cassini tomó esta imagen de Saturno dos meses después del equinoccio de agosto de 2009, mostrando la sombra de sus anillos como una estrecha franja…

Los técnicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) reposicionan y nivelan el orbitador Cassini en la Instalación de Servicios Peligrosos de la Carga Útil en el KSC en julio, después de apilar el módulo de equipo superior de la nave en …

Esta composición es un mosaico que comprende cuatro imágenes individuales NAVCAM tomadas desde 19 millas (31 kilómetros) del centro del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el 20 de noviembre de 2014. La resolución de la imagen es …

primera imagen de un agujero negro de fecha

Ver por radio: El año pasado, los científicos publicaron imágenes de un agujero negro llamado M87* (arriba). Los datos que se utilizaron para construir esas imágenes procedían de siete radiotelescopios repartidos por todo el mundo, incluido el telescopio James Clerk Maxwell, en Hawai (izquierda). Otro telescopio, situado en el Polo Sur (derecha), ayudó a calibrar la red de telescopios y se utiliza para observar otras fuentes astronómicas.

Personas y equipos: En la colaboración científica que dio lugar a las primeras imágenes de un agujero negro participaron cientos de personas, radiotelescopios gigantes e instalaciones de supercomputación repartidas por todo el mundo. Además del Telescopio James Clerk Maxwell y el Telescopio del Polo Sur, otros seis radiotelescopios participaron en el esfuerzo por producir imágenes de un agujero negro: el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), en Chile (arriba a la izquierda); el Large Millimeter Telescope (LMT), en México (arriba a la derecha); el telescopio IRAM Pico Veleta, en España (centro a la izquierda); el Atacama Pathfinder EXperiment (APEX), en Chile (centro a la derecha); el Submillimeter Array (SMA), en Hawai (abajo a la izquierda); y el Submillimeter Telescope (SMT) (abajo a la derecha), en Arizona.

por qué es tan importante la primera imagen de un agujero negro

La histórica primera imagen de un agujero negro desvelada el año pasado se ha convertido en una película. La breve secuencia de fotogramas muestra cómo el aspecto de los alrededores del agujero negro cambia a lo largo de los años a medida que su gravedad agita el material que lo rodea en una constante vorágine.

Sorprendentemente, uno de los lados del anillo aparece más brillante. Esto era de esperar, debido a una combinación de efectos en la compleja dinámica que rodea a un agujero negro. En particular, la materia que cae en el vacío debería girar a gran velocidad fuera del ecuador del agujero negro, formando lo que los astrofísicos llaman el disco de acreción. El aspecto asimétrico tiene que ver, en parte, con el efecto Doppler: en el lado del disco que gira hacia el observador, el movimiento de la materia potencia la radiación, haciéndola parecer más brillante; lo contrario ocurre en el lado que se aleja.Revisando los datosA partir de estos resultados, Wielgus quiso volver a examinar los datos más antiguos de los telescopios del EHT para ver si podía reinterpretarlos, utilizando la imagen de 2017 como guía. El EHT ha estado observando M87* desde 2009, inicialmente utilizando telescopios en solo tres lugares. A medida que el equipo añadió más observatorios a la red del EHT, la calidad de las observaciones mejoró. En 2017, la colaboración incluyó ocho observatorios que abarcaban todo el mundo, desde Hawái y Chile hasta Europa, alcanzando por primera vez el nivel en el que el EHT podía producir una imagen real.

primera imagen del tamaño de un agujero negro

El agujero negro supermasivo en el núcleo de la galaxia elíptica supergigante Messier 87, con una masa de unos 7.000 millones de veces la del Sol,[1] tal y como se representa en la primera imagen en falso color en ondas de radio publicada por el Event Horizon Telescope (10 de abril de 2019).[2][3][4][5] Son visibles el anillo de emisión en forma de media luna y la sombra central,[6] que son vistas ampliadas gravitacionalmente del anillo de fotones del agujero negro y la zona de captura de fotones de su horizonte de sucesos. La forma de media luna se debe a la rotación del agujero negro y a los rayos relativistas; la sombra es aproximadamente 2,6 veces el diámetro del horizonte de sucesos[3].

Simulación animada de un agujero negro de Schwarzschild con una galaxia que pasa por detrás en un plano perpendicular a la línea de visión. Alrededor y en el momento de la alineación exacta (syzygy), se observa una lente gravitacional extrema de la galaxia por parte del agujero negro.

Un agujero negro es una región del espaciotiempo en la que la gravedad es tan fuerte que nada -ninguna partícula ni siquiera la radiación electromagnética, como la luz- puede escapar de él[7] La teoría de la relatividad general predice que una masa suficientemente compacta puede deformar el espaciotiempo hasta formar un agujero negro[8][9] El límite de no escape se llama horizonte de sucesos. Aunque tiene un enorme efecto sobre el destino y las circunstancias de un objeto que lo cruza, según la relatividad general no tiene características localmente detectables[10] En muchos sentidos, un agujero negro actúa como un cuerpo negro ideal, ya que no refleja la luz[11][12] Además, la teoría cuántica de campos en el espaciotiempo curvo predice que los horizontes de sucesos emiten radiación Hawking, con el mismo espectro que un cuerpo negro de una temperatura inversamente proporcional a su masa. Esta temperatura es del orden de mil millonésimas de kelvin para agujeros negros de masa estelar, lo que hace que sea esencialmente imposible de observar directamente.