Juegos de multiplicar para niños de primaria

  • por
Juegos de multiplicar para niños de primaria

¡el juego de las matemáticas!

Aquí puedes aprender las tablas de multiplicar de forma interactiva. Al añadir un elemento de juego con los juegos de multiplicación gratuitos, la práctica es más divertida. Es una buena variante del test de velocidad, del diploma de las tablas y de los ejercicios en la escuela con un efecto de refuerzo del aprendizaje.

Con la ayuda de estos juegos educativos, puedes hacer algunos ejercicios extra para aprender bien todas las tablas de multiplicar. Estos juegos están orientados al aprendizaje de las tablas de multiplicar que se ofrecen en la escuela primaria. Así, puedes jugar a los juegos de multiplicar 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11 y 12. Estos juegos gratuitos de multiplicación para niños están hechos para que el aprendizaje sea más divertido e interactivo. El énfasis no está sólo en la práctica, sino también en el juego. La ventaja es que juegas y aprendes. La mejor manera de recordarlos es repitiendo con frecuencia. Es bueno practicar 10 minutos al día y así conseguir el mejor resultado por repetición. Así se mejoran los conocimientos aritméticos para niños de factores y múltiplos.

Estos juegos de matemáticas para niños son buenos para ayudar a aprender las tablas de multiplicar. Es un bonito complemento para la educación primaria y una buena base para las tareas de matemáticas en el instituto. Si se ejercita bien y con regularidad, ¡puede sorprender a su profesor en clase con buenas respuestas!

Juegos de multiplicación para toda la clase

Siguiendo con el 3 x 4, pida a los alumnos que ordenen sus manipulables en tres filas con cuatro piezas cada una. Esta disposición es una matriz. A continuación, los alumnos pueden numerarlas consecutivamente para descubrir que las tres filas de cuatro hacen ocho, y no seis, como podrían suponer a partir de un problema de suma con los mismos dígitos.

Si los alumnos comprenden la propiedad conmutativa, podrán realizar las tareas de multiplicación con mucha más flexibilidad. También les resultará más fácil memorizar las tablas, ya que aprender un dato significa también aprender su inverso.

Puedes enseñar este concepto con un juego de ingenio: haz que los alumnos creen una matriz de 3 x 4 colocando los manipuladores en un papel, y luego desafíalos a crear una matriz de 4 x 3 sin mover ninguno de ellos.

Es una buena parte de la tabla de multiplicar de 12 x 12 que se puede calcular con poco esfuerzo. No te olvides de recordar a los alumnos la propiedad conmutativa: ¡todas estas sencillas operaciones son válidas cuando los números se invierten!

Se pueden organizar concursos atractivos al estilo de un concurso, pero recuerda que deben ser inclusivos para los alumnos que necesiten apoyo adicional. Considera la posibilidad de utilizar premios como motivación extrínseca.

Juegos de multiplicación imprimibles

¿Cuál es la mejor manera de enseñar la multiplicación? Hay tantas respuestas a esta pregunta como niños hay en tu clase. Pero una cosa es segura. Hacer que la multiplicación sea divertida es una buena forma de motivar a tus alumnos. Aquí tienes 35 de nuestros juegos favoritos y formas prácticas de enseñar la multiplicación a tus alumnos de primaria. Nota: Las primeras ideas de esta lista son especialmente buenas para la enseñanza en este momento, ya que se puede jugar con toda la clase en línea, o se pueden asignar actividades para trabajar en casa.

Esta es una forma creativa de enseñar las operaciones de multiplicación. Empieza dibujando el centro de una flor y escribe cualquier número del 1 al 9 en el centro. A continuación, dibuja 12 pétalos alrededor del centro, etiquetándolos del 1 al 12. Por último, dibuja otros 12 pétalos y escribe el producto del número del centro por el pétalo adyacente al nuevo pétalo. Para facilitar la tarea en casa, elabore una plantilla en blanco que sus alumnos puedan descargar en casa.

Esta actividad puede utilizarse para una persona o para una pareja. Es de esperar que la mayoría de sus alumnos tengan en casa una baraja de cartas normal y corriente. Si no es así, pueden hacer sus propias tarjetas numéricas utilizando fichas o papel de desecho. Para empezar, los alumnos dan la vuelta a dos cartas boca arriba. A continuación, multiplican los dos números de las cartas. A continuación, escriben la frase matemática en un papel y resuelven el problema. Puedes asignar un límite de tiempo, como diez minutos, o un número de problemas, como seis. Si los alumnos juegan con un compañero, ambos voltean dos tarjetas, multiplican los números juntos y quien tenga el producto más alto se queda con las tarjetas. Al final del juego, el jugador con más cartas gana.

Actividades de multiplicación en el mundo real

Para muchos estudiantes, la clase de matemáticas puede resultar abrumadora, poco acogedora y estresante. Aunque hay muchas maneras en que los profesores de matemáticas pueden trabajar para cambiar esta mentalidad en nuestros estudiantes, una manera fácil es infundir alegría en las lecciones de matemáticas a través de juegos. Los siguientes tres juegos de matemáticas pueden realizarse en tan sólo cinco minutos una vez que se han presentado a los estudiantes y requieren poca o ninguna preparación. Además, estos juegos pueden ampliarse o reducirse en dificultad para adaptarse a cualquier clase.

Buzz es una forma rápida y sencilla de ayudar a los alumnos a reconocer los múltiplos. Para jugar, primero hay que poner a todos los alumnos de pie. Este juego funciona bien cuando los alumnos están dispuestos en filas o en círculo, pero puede hacerse con cualquier disposición siempre que los alumnos sepan el orden en el que van a participar.

Una vez que todos los alumnos estén de pie, seleccione a un alumno para que empiece a contar. Antes de que ese alumno diga 1, diga a los alumnos en qué múltiplo deben «zumbar». Por ejemplo, puede decir que los alumnos zumbarán en los múltiplos de 3. Eso significa que mientras los alumnos cuentan, cualquier alumno cuyo número sea un múltiplo de 3 dirá «zumbar» en lugar del número. Cualquier alumno que diga el número equivocado o se olvide de decir «Buzz» estará fuera y se sentará.