Estructura de la corteza terrestre

  • por
Estructura de la corteza terrestre

De qué están hechas las capas de la tierra

La estructura interna de la Tierra, estructura de la Tierra sólida o simplemente estructura de la Tierra se refiere a las capas esféricas concéntricas que subdividen la Tierra sólida, es decir, excluyendo la atmósfera y la hidrosfera terrestres. Consta de una corteza sólida de silicato exterior, una astenosfera y un manto sólido muy viscosos, un núcleo externo líquido cuyo flujo genera el campo magnético de la Tierra y un núcleo interno sólido.

La comprensión científica de la estructura interna de la Tierra se basa en las observaciones de la topografía y la batimetría, las observaciones de las rocas en afloramiento, las muestras traídas a la superficie desde mayores profundidades por los volcanes o la actividad volcánica, el análisis de las ondas sísmicas que atraviesan la Tierra, las mediciones de los campos gravitacionales y magnéticos de la Tierra y los experimentos con sólidos cristalinos a presiones y temperaturas características del interior profundo de la Tierra.

La estructura de la Tierra puede definirse de dos maneras: por sus propiedades mecánicas, como la reología, o químicamente. Mecánicamente, puede dividirse en litosfera, astenosfera, manto mesosférico, núcleo externo y núcleo interno. Desde el punto de vista químico, la Tierra puede dividirse en corteza, manto superior, manto inferior, núcleo externo y núcleo interno. Las capas de componentes geológicos de la Tierra se encuentran a las siguientes profundidades bajo la superficie:[2]

El núcleo externo de la tierra

La estructura interna de la Tierra, estructura de la Tierra sólida, o simplemente estructura de la Tierra, se refiere a las capas esféricas concéntricas que subdividen la Tierra sólida, es decir, excluyendo la atmósfera y la hidrosfera de la Tierra. Consta de una corteza sólida de silicato exterior, una astenosfera y un manto sólido muy viscosos, un núcleo externo líquido cuyo flujo genera el campo magnético de la Tierra y un núcleo interno sólido.

La comprensión científica de la estructura interna de la Tierra se basa en las observaciones de la topografía y la batimetría, las observaciones de las rocas en afloramiento, las muestras traídas a la superficie desde mayores profundidades por los volcanes o la actividad volcánica, el análisis de las ondas sísmicas que atraviesan la Tierra, las mediciones de los campos gravitacionales y magnéticos de la Tierra y los experimentos con sólidos cristalinos a presiones y temperaturas características del interior profundo de la Tierra.

La estructura de la Tierra puede definirse de dos maneras: por sus propiedades mecánicas, como la reología, o químicamente. Mecánicamente, puede dividirse en litosfera, astenosfera, manto mesosférico, núcleo externo y núcleo interno. Desde el punto de vista químico, la Tierra puede dividirse en corteza, manto superior, manto inferior, núcleo externo y núcleo interno. Las capas de componentes geológicos de la Tierra se encuentran a las siguientes profundidades bajo la superficie:[2]

Qué grosor tiene la corteza terrestre

Las capas de la Tierra proporcionan a los geólogos y geofísicos pistas sobre cómo se formó la Tierra, las capas que componen otros cuerpos planetarios, el origen de los recursos de la Tierra y mucho más. Los avances modernos han permitido a los científicos estudiar lo que hay bajo nuestros pies con más detalle que nunca y, sin embargo, aún quedan importantes lagunas en nuestro conocimiento.

Espero que esta guía le guíe a través de las capas de la Tierra y le proporcione una idea general de nuestros conocimientos y de las lagunas actuales. Tenga en cuenta que se trata de un área de investigación en curso y que probablemente se perfeccionará en los próximos años y décadas.

Durante mi segundo año en Edimburgo [1826-27] asistí a las conferencias de Jameson sobre Geología y Zoología, pero fueron increíblemente aburridas. El único efecto que produjeron en mí fue la determinación de no leer nunca, mientras viva, un libro de Geología. – Charles Darwin

La Tierra tiene capas como una cebolla y se puede diseccionar para entender las propiedades físicas y químicas de cada capa y su influencia en el resto de la Tierra. En términos generales, la Tierra tiene 4 capas:

Wikipedia

La estructura interna de la Tierra, estructura de la Tierra sólida, o simplemente estructura de la Tierra se refiere a las capas esféricas concéntricas que subdividen la Tierra sólida, es decir, excluyendo la atmósfera y la hidrosfera de la Tierra. Consta de una corteza sólida de silicato exterior, una astenosfera y un manto sólido muy viscosos, un núcleo externo líquido cuyo flujo genera el campo magnético de la Tierra y un núcleo interno sólido.

La comprensión científica de la estructura interna de la Tierra se basa en las observaciones de la topografía y la batimetría, las observaciones de las rocas en afloramiento, las muestras traídas a la superficie desde mayores profundidades por los volcanes o la actividad volcánica, el análisis de las ondas sísmicas que atraviesan la Tierra, las mediciones de los campos gravitacionales y magnéticos de la Tierra y los experimentos con sólidos cristalinos a presiones y temperaturas características del interior profundo de la Tierra.

La estructura de la Tierra puede definirse de dos maneras: por sus propiedades mecánicas, como la reología, o químicamente. Mecánicamente, puede dividirse en litosfera, astenosfera, manto mesosférico, núcleo externo y núcleo interno. Desde el punto de vista químico, la Tierra puede dividirse en corteza, manto superior, manto inferior, núcleo externo y núcleo interno. Las capas de componentes geológicos de la Tierra se encuentran a las siguientes profundidades bajo la superficie:[2]